lunes, 25 de mayo de 2009

CONCEPTOS: estructuralismo

28 comentarios:

  1. La conciencia del lenguaje como estructura simbólica acaba con los dos problemas filosóficos por excelencia: la verdad objetiva y el sujeto – sustancia; en este punto se sitúa el estructuralismo. Ambos serán blanco de su crítica y definen dos de sus ideas centrales: la prioridad de la forma sobre el contenido y el tan polémico antihumanismo (…) El estructuralismo - afirma Barthes- es esencialmente una actividad, cuyo propósito consiste en descomponer un “objeto” y luego volver a recomponerlo, reconstruirlo de manera que en esta actividad se manifiesten sus reglas de funcionamiento.

    Bibliografía

    Concha Fernández Martorell (1994) Estructuralismo, lenguaje, discurso, escritura. Editorial Montesinos

    Natalia Ursic

    ResponderEliminar
  2. (...) un ideal o unas promesas de inteligibilidad intrínseca fundadas en el postulado de que una estructura se basta a sí misma y no necesita, para ser captada, recurrir a ninguna clase de elementos ajenos a su naturaleza; por otra parte, unas realizaciones en la medida en que se han llegado a alcanzar efectivamente ciertas estructuras y en que su utilización pone en evidencia algunos caracteres generales y aparentemente necesarias que estas presentan a pesar de sus variedades.

    Piaget, J. (1980). El Estructuralismo. Barcelona: oikos-tau, s.a.- ediciones apartado.

    Sandra Aguilera
    I Fonoaudiología

    ResponderEliminar
  3. Por su parte, Claude Lévi-Strauss, el máximo desarrollador de la doctrina estructuralista, observa la realidad como un sistema cuyos elementos guardan relaciones de interdependencia. Con base en lo anterior se puede afirmar que el estructuralismo concibe la realidad a la manera de un sistema de transformaciones que obedece a ciertas leyes, en cuanto a totalidad, que garantizan su autorregulación. Dicho de otro modo, la estructura es, antes que todo, una organización sólida y racional.

    Convenio Andrés Bello (2004) Políticas, estrategias y consensos de acción en ciencia y tecnología de los países del convenio Andrés Bello tomo II. Colombia: Nomos.

    Alumna: Bárbara Navarrete Lorca

    ResponderEliminar
  4. En su concepción y análisis de la realidad, el estructuralismo parte del principio de que el lenguaje, o cualquier otro elemento de la cultura, es una estructura que, a su vez, está constituida por otras subestructuras. Es decir, en el estructuralismo es básico el concepto de unidad formada por componentes vinculados entre sí a modo de entramado de nudos, de relaciones, todo dentro de un sistema. La estructura, en una definición simple, queda caracterizada como la relación que hay entre varios elementos o términos.

    Alcaraz, E.; Ceular C.; Nicholas, M.; Echevarría, C.; Ortiz, J.; Gonzales, M.; Montes, P.; Santamaria, C.; Pérez, M. (1992). Enseñanza y aprendizaje de las lenguas modernas. Madrid: Editorial Rialp

    Francisco Zamorano Orellana

    ResponderEliminar
  5. (...) el estructuralismo no es una llave universal, sino un método de trabajo que exige largas y pacientes investigaciones empíricas y debe ser perfeccionado y ajustado en el curso de éstas.

    Goldman, L. (1968). Dialéctica y Estructuralismo. Argentina: Ediciones Calden

    Sandra Aguilera
    I° Fonoaudiología

    ResponderEliminar
  6. Diremos -y es la única manera de no caer en la confusión- que con el nombre de estructuralismo se agrupan las ciencias del signo, de los sistemas de signos. Los hechos antropológicos más diversos pueden entrar en él, pero sólo en tanto pasan por los hechos de lengua –en tanto están comprendidos en la institución de un sistema del tipo significante/significado y se adaptan a la red de una comunicación- y de allí reciben su estructura.

    Bibliografía:
    Safouan, Moustafa (1975). ¿Qué es el estructuralismo? El estructuralismo en psicoanálisis. Buenos Aires: Editorial Losada.

    Alumna: Pamela Cerón

    ResponderEliminar
  7. El término estructuralismo designa hoy una corriente de pensamiento tan vasta, difusa y variada, que Mathieu la llamó con acierto “el ave fénix de la filosofía contemporánea”. Tal vez sea efectivo que hay tantos estructuralismos como estructuralistas (…) Digamos en primer lugar, pues, que esta corriente se origina en los nuevos conceptos lingüísticos del suizo Ferninand de Saussure, quien habría operado –al decir de Lévi-Strauss – “la gran revolución copernicana en el ámbito de los estudios del hombre”. Esta revolución se cifra en el principio de que “la lengua no es tanto propiedad del hombre, como éste propiedad de la lengua”; es decir, la nueva ciencia separa al objeto lingüístico de la subjetividad humana para estudiarlo rigurosamente a la manera de las ciencias naturales y aún de las ciencias exactas, como un objeto propio dotado de una estructura interna, cuyas leyes profundas pertenecen al dominio del inconsciente.

    Bibliografía:
    Ibáñez Langlois, José Miguel (1983). Sobre el estructuralismo. Santiago: Ediciones Universidad Católica de Chile.

    Alumna: Pamela Cerón

    ResponderEliminar
  8. Las llamadas filosofías estructuralistas son acusadas de haber destruido al hombre, la subjetividad, la racionalidad y la historia, por haber interpretado al hombre como parte de sistemas y, como tal, él sólo tiene sentido en el sistema mismo. Desde esta perspectiva, son cuestionadas también la conciencia y la autonomía, ya que, como parte de sistemas, el hombre estaría siempre sojuzgado a ellos desde su inmersión en la cultura, a partir del nacimiento.

    Valerio M. Estructuralismo y subjetividad en la obra de Paul Ricoeur: ¿Un diálogo posible? [tesis de doctorado]. Madrid: Universidad Complutense de Madrid; 2005.

    Iris Rojas Marín.

    ResponderEliminar
  9. Es una tendencia del pensamiento que se extendio y se afianza en muy diversas disciplinas cintéficas, transformando a objetivo, transformando su proyecto cognitivo, alterando su método y su lenguaje.

    Li carrillo, Victor(1968).Estructuralismo y Antihumanismo. No señala lugar ni editorial.

    Camila Rubio Huerta.
    Fonoaudiología Primer Año.

    ResponderEliminar
  10. El estructuralismo es un movimiento lingüístico que aparece a principios del siglo XX. Una de las características más importantes de este movimiento es que considera a la lengua como objeto de estudio de sí misma. Es decir, que trata de encontrar leyes propias de cada lengua y no leyes universales para todas las lenguas.

    (2000)Enciclopedia didáctica de Gramática.
    Barcelona: Editorial Oceáno.

    Valentina Wolf Olivares

    ResponderEliminar
  11. Estructuralismo se contrapone antagónicamente a atomismo. Contraposición de la que surge una interpretación metodológica de la aplicación en múltiples áreas, fundamentalmente de carácter antropológico y lingüístico. La propuesta estructuralista se orienta entonces hacia una delimitación de los niveles –profundo y superficial- que conforman una determinada estructura social o cultural.

    Muñoz B. El estructuralismo: aportaciones temáticas y metodológicas en la teoría de la comunicación y de la sociedad de masas. En: Cultura y comunicación. Introducción a las teorías contemporáneas. Madrid: Editorial Fundamentos; 2005, pp. 199-200.


    Paola Andrea Ordóñez Andrade

    ResponderEliminar
  12. El estructuralismo es entonces el método general de la lingüística, la idea de sistema y la convicción de que el lenguaje no es un medio de expresión, como había sido considerado, sino que el código es anterior al mensaje (el significante precede al significado) y los contenidos brotan de la articulación formal. (…)
    Una de las consideraciones más polémicas del estructuralismo ha sido la eliminación del sujeto del panorama epistemológico – requisito de la nueva perspectiva lingüística_ y la reacción frente al subjetivismo que ha caracterizado al pensamiento moderno. El estructuralismo desplaza el centro de atención del sujeto al discurso.

    Fernández, C. (1994). El estructuralismo en el saber contemporáneo. En estructuralismo: lenguaje, discurso y estructura. Barcelona: Editorial Montesinos.


    Paola Andrea Ordóñez Andrade

    ResponderEliminar
  13. (…) el estructuralismo se autodefine como una "práctica" discursiva –buscar una posición desde la cual hablar de antropología, psicoanálisis…- y una "actividad": según Foucault es filosofía toda actividad que revele un nuevo objeto, venga de la lingüística, las matemáticas o la historia.

    Concha Fernández M. (1994). Estructuralismo: lenguaje, discurso, escritura. España: Editorial Montesinos.

    Benjamín Díaz Migueles.

    ResponderEliminar
  14. El estructuralismo se define, ante todo, como un conocimiento, como una actividad intelectual que mide lo real, haciendo hincapié en la noción de medida.

    Sánchez-Bravo, A. (1992). Manual de estructura de la información. España: Editorial Ramón Areces.

    Benjamín Díaz Migueles.

    ResponderEliminar
  15. El estructuralismo es un movimiento que respeta la específica originalidad de sus seguidores con la única condición de que su obra se mueva dentro de un mismo estilo y método: el del descubrimiento de los procesos mediante los cuales se combinan los diversos elementos de un todo.


    MUÑIZ,V.(1989). Introducción a la filosofía del lenguaje. Problemas ontológicos. Barcelona: Anthropos.




    alumna: Mariela Vidal.

    ResponderEliminar
  16. La referencia de la entrada de Ursic, muy deficiente. Nota: 5,5.
    La entrada de Sandra presenta problemas de copiado y referencia. Nota: 5,5.
    La entrada de Bárbara también presenta algunos problemas en la referencia. Nota: 6,0.
    La entrada de Francisco no tiene problemas y es una hermosa definición de estructuralismo.

    ResponderEliminar
  17. La segunda definición de Sandra no es una definición.
    Las dos entradas de Pamela presentan un leve error en las referencias: 6,5 ambas.
    La entrada de Iris no es una definición. Lo mismo con la entrada de Rubio, con el agravante de que esa entrada presenta muchos problemas de tipeo y copiado.
    Wolf no realiza bien la referencia: 5,8.
    La primera entrada de Ordoñez no es una definición. La segunda sí, y está muy correcta.
    Bien las dos entradas de Díaz y la entrada de Vidal.

    ResponderEliminar
  18. Debemos recordar el punto de partida del estructuralismo, esto es el concepto de la estructura, como categoría básica se convierte en el eje e instrumento metodológico fundamental del cual parte Levi Strauss.
    Tomando la lingüística como modelo científico, este autor analiza el nivel de aprehensión de la objetividad, dicho de otra manera se cuestiona cómo lo real pasa a ser objeto de la ciencia (…). Según el estructuralismo, nuestro objeto se logra constituir, finalmente, cuando encontramos el modelo del sistema, de tal manera que ese modelo sirve para incorporarse a un sistema o conjunto más amplio explicado por la ley científica, que facilita pasar de un modelo a otro, es entonces cuando encontramos la estructura de ese objeto.

    Muñoz, C (1996). Fundamentos para la teoría general del derecho. Editorial Plaza y Valdés. pág. 127

    Alumna: Eileen Tambley Contreras

    ResponderEliminar
  19. La definición más corriente de estructuralismo es aquella que se refiere a la relación, la interdependencia y la interacción de las partes dentro del todo, lo cual lo hace aplicable como ya se ha dicho a la lingüística, a la economía, a la estética, etcétera.
    Por estructuralismo puede entenderse una filosofía, una ideología o una epistemología que conduce al análisis científico del discurso y las prácticas sociales, en tal sentido, aquí entenderemos por estructuralismo una actividad, como dice Barthes, “el estructuralismo esencialmente es una actividad, es decir, la sucesión regulada de cierto número de operaciones mentales y puede hablarse de actividad estructuralista de la misma manera que se ha hablado de actividad surrealista” (Caruso, 1969). Lo que identifica a los estructuralistas ante todo es su método de análisis.

    Díaz de León, L (1999). En torno al sujeto: Contribuciones al debate. Publicado por UNAM. pág. 30

    Alumna: Eileen Tambley Contreras

    ResponderEliminar
  20. A la primera cita de Eileen le falta un punto en la referencia (6.5). Debo hacer notar que confío en que Eileen hizo bien el trabajo de copiado y que los evidentes problemas de ortografía puntual son del texto original. NO OLVIDEN PONER (sic) en esos casos.
    En el segundo caso, falta el típico punto de la referencia después de la inicial del nombre. 6,5.

    ResponderEliminar
  21. Tendencia general en las ciencias modernas, caracterizada por una fuerte orientación formalizante. El estructuralismo concibe la realidad -cada cosa, cada acontecimiento- como una parte de un todo, un sistema, que se constituye en una unidad por estar relacionada con otras con las cuales configura a su vez unidades mas complejas. Se opone a cualquier concepción atomizante de la realidad […] El estructuralismo lingüístico es el conjunto de tendencias o corrientes científicas en el estudio del lenguaje cuya coincidencia está en la concepción de los fenómenos lingüísticos como totalidades jerárquicamente ordenadas.

    Gómez Macker, L.A. (2007). El lenguaje humano: Léxico fundamental para la iniciación lingüística. Valparaiso: Ediciones universitarias de Valparaiso.

    No se especifica la edición.

    ResponderEliminar
  22. Macarena (¿Pérez?): 6,0. Hay una falta de ortografía en la cita. ¿A qué te refieres con que no se especifica la edición?

    ResponderEliminar
  23. Corriente lingüística europea (su origen está en el lingüista ginebrino F. de Saussure). El principio básico del estructuralismo es el inmanentismo de la lengua, es decir, la capacidad de organización y de estudio de la misma sin recurrir a ningún factor ni componente extralingüístico del tipo que sea: comparación con otras lenguas, circunstancias externas que condicionan sus cambios, etc. Para los estructuralistas, la lengua es un sistema glotal jerarquizado en una red de relaciones, esto es, una estructura de niveles sucesivos de unidades, desde el más bajo, el de las unidades no significativas, los fonemas, hasta el más elevado, el de los textos. Se trata de un sistema de valores lingüísticos, es decir, de oposiciones.

    Moreno, M. (2005). Diccionario lingüístico-literario.1ª edición. Madrid: Castalia.

    ResponderEliminar
  24. En la teoria de la comunicación el estructuralismo centra su atención en el código y el mensaje de cuyo análisis resulta la reconstrucción de la realidad identificada con las estructuras creadas, esto es, a partir del estudio de reglas de relación que no toman en cuenta los contenidos materiales de la sociedad, el análisis estructural pretende crear la realidad total, dicho de otro modo, dotar de contenido material a las estructuras puras.

    Vilchis, L. (2002). Metodología del diseño. Fundamentos teóricos. 3ª edición. México: UNAM.

    María José Rivas Machuca

    ResponderEliminar
  25. El estructuralismo –afirma Barthes- es esencialmente una actividad, cuyo propósito consiste en descomponer un (objeto) y luego volver a recomponerlo,reconstruirlo de manera que en esa actividad se manifiesten sus reglas de funcionamiento.

    Bibliografìa:
    Fernández Martorell,C.(1994) Estructuralismo: Lenguaje, discurso,escritura.Barcelona. Montesinos editor. pàg. 17.

    Cristian Vasquez O.

    ResponderEliminar
  26. La perspectiva de estudio del lenguaje denominada estructuralismo toma su nombre a partir del énfasis otorgado al reconocimiento de unidades estructurales en todo nivel. (...) un idioma es mejor analizado como un sistema estructurado, con cada elemento en él definido esencialmente por la forma en que está relacionado con los otros. Desde esta mirada, es el sistema el primer objeto de estudio, y no los elementos individuales –vistos como partículas independientes- presentes en el mismo.

    Trask, R.L., Stockwell, P. (2007). Language and linguistics: the key concepts (2da ed.). USA: Routledge. (traducción propia).

    Paula Jaramillo A.
    I Fonoaudiología.

    ResponderEliminar